Conseguir la temperatura idónea no siempre fue una tarea fácil, en la antigüedad hubo casos extremos donde la fuerza física y los caprichos de un gobernante se combinaban para lograr por lo menos una habitación en los 25 grados centígrados, reduciendo el extremo calor. Esto fue el caso de los ...